AGROFORESTERÍA

La agroforestería es otro de los principios básicos que aplicamos a nuestros viñedos. Se trata de una técnica que recupera la tradición ancestral de combinar árboles y arbustos con cultivos. La práctica de la agroforestería en las explotaciones vitivinícolas se encuentra aún en un momento incipienteen nuestro pais.

Los beneficios de esta práctica son múltiples: mejora la fertilidad biológica del suelo con la filtración de las aguas de lluvia; reduce la erosión del terreno gracias a las raíces; aumenta la materia orgánica por la descomposición de hojas y raíces; mejora la fijación del nitrógeno en el suelo gracias a la plantación de árboles de la familia de las leguminosas; contribuye a la biodiversidad, actuando como refugio para pájaros e insectos polinizadores y reduce las enfermedades de los cultivos, porque insectos nocivos y hongos de los árboles se equilibran.

La inclusión de árboles en los viñedos aporta también beneficios microclimáticos directos, como la filtración del viento, la reducción de la incidencia directa de la luz solar sobre el terreno en los momentos de mayor intensidad y la contribución al mantenimiento de la humedad del suelo, gracias al efecto tampón de la evapotranspiración. Esta última característica tenderá a ser más importante cuando las sequías sean más frecuentes.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto